Beneficio del Yoga en la playa.

Por: Regina Sámano 

 

El yoga se refiere a una tradicional disciplina física, mental y espiritual que se originó en La India. Esta palabra se asocia con las prácticas de meditación.

 

El yoga otorga como resultado:

  • La unión del alma individual con la divinidad.

  • La percepción de que el "yo" es espiritual y no material.

  • Bienestar físico y mental. 

Esto ofrece un elevado valor terapéutico en el ámbito físico, mental y espiritual, lo cual produce un estado de armonía, permitiendo que la energía del cuerpo y la mente fluyan. Fortaleciendo el cuerpo, mejorando el sistema digestivo, inmunológico, además de que posibilita un estado de calma mental. 

 

Así que, ¿por qué abandonar la paz interior en vacaciones? ¡Nada de eso! Estas vacaciones no tendrás que renunciar a practicar tu disciplina física favorita simplemente porque estés fuera de casa.

 

En Hoteles Solaris de México, creemos que es muy importante comenzar el día con esta gran disciplina, así que se tienen casi todas las mañanas en el área de la playa nuestras relajantes clases con increíbles instructores. 

 

La diferencia de practicar yoga en la playa se centra en comparar el paisaje y la temperatura que te rodea; el mar y la arena te permite crear nuevas conexiones neuronales, que hacen que se reduzcan los niveles de estrés de todo el que lo prueba. 

 

Se recomienda realizar yoga en la playa temprano en la mañana o en el atardecer para evitar la ola de calor, también toma en cuenta que el sol nos proporciona vitamina D, que ayuda al cuerpo a absorber el calcio. 

 

A continuación se presenta una lista de los beneficios de hacer yoga en la playa:

  1. Se respira aire más limpio, ya que el cuerpo recibe mejor oxígeno y nitrógeno.

  2. Hay mejor oxigenación para la mente y para el cuerpo, aprovecha para respirar profundamente para limpiar tus pulmones con aire limpio.

  3. Mejoras el equilibrio en posturas, debido a que la superficie de la arena obliga en buscar la estabilidad con la coordinación de los músculos del cuerpo. 

  4. Nuestro cuerpo produce vitamina D al estar expuestos a la luz solar.

  5. Por otro lado, es muy agradable la sensación de estar frente al mar, escuchar las olas, sentir la brisa, y estimular los sentidos, porque esto permitirá una mejor concentración, meditación, renovación y relajación mayor para la mente y el cuerpo.

Tenemos 10 posturas de yoga ideales para practicar en la playa: 

 

El Guerrero I

Para comenzar la jornada de yoga en la playa es conveniente iniciar con una de nivel no demasiado elevado. La postura del Guerrero I es ideal para los primeros días de playa. Con los pies juntos y a orillas del mar, da una amplia zancada hacia atrás mientras flexionas suavemente la rodilla de la pierna delantera. Acuérdate de no sobrepasar la punta del pie con la rodilla al bajar. Mantén las palmas de las manos juntas elevándolas hacia el cielo por encima de la cabeza. 

 

El Camello 

En esta postura se consigue estirar todo el cuerpo y se expande el pecho al llevar los brazos hacia atrás. Sentado sobre los talones, ponte de rodillas, coloca las manos sobre las caderas y comienza a respirar profundamente haciendo presión en las caderas para comenzar a arquear la espalda hacia atrás. Inclina la cabeza también hacia atrás hasta dirigir la mirada al techo y coger los tobillos con las manos. 

 

Perro boca abajo

Sentado sobre tus talones, comienza a caminar sobre tus manos hacia adelantes extendiendo así tu cuerpo hasta quedar, poco a poco, en forma de triángulo con cuatro puntos de apoyo. Ejerce presión contra la arena mientras extiendes las piernas y los brazos al mismo tiempo. Es importante dejar caer la cabeza entre los brazos para proteger la zona lumbar y evitar lesiones.

 

Medio Loto 

Sentado y con las piernas cruzadas, lleva tu pie derecho hacia el muslo de la otra pierna, por debajo. El pie izquierdo debes ponerlo, poco a poco, encima del muslo derecho. 

 

La Postura del Árbol

La postura del árbol es una de las posturas básicas de equilibrio de yoga. De pie y con la espalda erguida, fija un punto concreto con la mirada, respira y comienza a levantar el pie izquierdo para colocarlo en el muslo derecho. Después, junta las palmas de las manos a modo de oración sobre el pecho y lentamente levántalas por encima de tu cabeza. Repite con la otra pierna. 

 

El Guerrero II

Esta posición es la segunda variación de la posición inicial del guerrero. Separa las piernas simultáneamente de modo que estén más o menos a un metro de distancia. Levanta ambos brazos paralelos al suelo y con las palmas hacia abajo. Exhala y comienza a bajar poco a poco doblando la rodilla delantera. Importante mantener las caderas en el mismo ángulo, que la rodilla no sobrepase nuestro pie delantero y los brazos se mantengan elevados y rectos. 

 

Perro hacia arriba 

Esta postura es perfecta para estirar bien la columna vertebral y la zona lumbar. Acuéstate boca abajo, en posición prona (con la cabeza de lado) con los brazos a los lados. Dobla los codos y presiona con las palmas de las manos contra la arena de la playa. Inhala y levanta las caderas, pecho y cabeza. 

 

Plancha lateral 

Comienza en posición de plancha. Transfiere el peso de tu cuerpo a la mano que vayas a mantener presionando sobre la arena y a los pies. Alinea tu cuerpo en posición lateral con las piernas juntas, una sobre la otra. Levanta el brazo contrario, mira hacia el pulgar de esa mano y levanta las caderas. Vuelve a realizar lo mismo pero del otro lado. 

 

El bailarín

De pie, dobla una pierna hacia atrás hasta que consigas tomarla con la mano de ese mismo lado. Relaja el pecho, inclínate hacia delante y contrae la parte interna del cuerpo. Intenta formar el mayor arco posible con la espalda empujando con el pie alzado hacia atrás y arriba. Extiende el otro brazo hacia delante para conseguir mantener el equilibrio más fácilmente. 

 

Ángulo lateral extendido

Flexiona rodilla y desplaza el antebrazo derecho hasta ponerlo encima del muslo derecho. El brazo izquierdo extiéndelo hacia el techo, sobre la cabeza. Abre el pecho y toma tres inhalaciones como mínimo en esta postura. Después, realiza lo mismo con el otro lado. 

 

Recuerda que es muy importante en cada ejercicio tener en cuenta la respiración para poder conseguir un mejor desempeño. 

 

Estas vacaciones no hay porque abandonar este increíble ejercicio, porque la playa puede ser el mejor lugar para que tu mente y cuerpo se conecten de nuevo.  

Hoteles Solaris de México

www.hotelessolaris.com

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

¡Súmate a la causa!

27/01/2020

1/10
Please reload

Please reload

Posts Recientes 
Búsqueda por Tags
Posts Destacados